Para entender la ciencia desde México

lluvia lacandona En el San Remo, adelante de mí, en la fila para ordenar el café:

-…se pone el impermeable para buscar ayuda en la ciudad y me deja sola, con la tormenta, en plena selva, mana. Y se va y la señora con la bolsa rota. Yo ni sabía qué hacer.

-No, es que ahí sí se vio culero. Para no volverle a hablar.

-Eso pensé mana, me quería dar la muina, pero había cosas más importantes. La señora casi lloraba de lo que le dolían las caderas, el útero ya tenía una dilatación de unos ocho centímentros y las contracciones eran de sesenta segundos, ahí es cuando me cae el veinte de que la expulsión sería en tres, cuatro horas, y que me iba a tocar a mí.

-¿Y no había alguien que te ayudara?

-Es que los del pueblo donde estaba la partera no se llevaban muy bien con los del pueblo donde yo estaba. Luego con la tormenta, ni modo que me saliera a buscar gente. La luz se iba y venía. Nomás estábamos la hermana de la pacientita y yo.

-¿Y luego?

-Pues midiendo contracciones, mana. La pacientita tenía cinco horas con ellas y ahora eran constantes, cuando venían se me agarrotaba toda, la pobre. Pero me preocupaba que al registrar los latidos del niño estaba a 100 por minuto…

-Medio bajón…

-No gravísimo, pero ahí, en la tormenta, sin condiciones, me entró el tamafat. Y pues entonces le digo a la hermana de la señora que me esperen tantito, mana, y ahí se quedó dándole masajes en la espalda. Antes calenté agua, por suerte este cabrón me dejó equipo esterilizado. A la señora le digo que no se preocupe, que todo va a salir bien. Y pues yo sintiendo toda la responsabilidad.

-El Daniel es un cabrón…

-Y me voy a mi cabaña, a buscar el manual.

-El de los partos…

-Sí, ese, pero más que nada el zodiacal. Porque hacía cuentas: era 21 de julio, recuerdo perfecto, y el niño, o me nacía Cáncer o me nacía Leo. Si me nacía Leo no le veía muchas broncas pero si tocaba Cáncer no pensé que la fuera a armar.

-No, pero no te creas. Los Cáncer parecen blandos pero tienen bien puesta su coraza. Ya ves mi ex, muy tierno y todo pero muy cabrón a la hora de la hora.

-Pues sí mana, pero qué le hace una, primeriza. Yo la verdad me sentía más segura que naciera Leo. El ego ayuda en esos momentos, más que nada.

-¿Y si ya sabías para qué el manual?

-Más que nada por los ascendentes, mana. Pensé: sólo falta que tenga ascendente de aire y nos jodimos, está bien de aire, yo tengo ascendente de aire, pero no es lo que necesitaba entonces.

-¿Qué ascendente tienes?

-Libra, pero soy Piscis.

-Eso explica muchas cosas…

-La joda que me pusieron mana. Y pues ya revisé la hora, revisé los cuadros, y vi: si nace en dos horas ya la armamos porque le toca Leo ascendente Tauro. El reto estaba en que la señora no durara cuatro horas en trabajo de parto porque tocaba Géminis y pues aire, es lo que se debía evitar.

-Claro, mejor.

-Y sí, mana. Leo ascendente Tauro hasta queda mejor capacitado sexualmente.

Y se rieron.

-Como el Pablo…

-¡Cállate!

Y se rieron más.

-Pues como sea. Me regreso a la cabaña, el útero dilatado igual. Revisé latidos y registraban más alto. Me regresó el alma al cuerpo. “No, éste quiere ser Leo”, pensé. Me acerqué a la panza y le dije quedito, como para que nada más él me escuchara: “Seas del signo que seas, vas a ser feliz y yo te voy a ayudar. Nomás que si te apuras dos horas todo va a estar mucho mejor.”

-Es que ahí todos tenemos nuestro destino, mana. Seas del signo que seas, lo importante es ser fuerte y sobrevivir…

-Ya sé, pero estará de acuerdo conmigo que unos signos sobreviven mejor que otros. Entonces fui y le dije a la pacientita, que con todo respeto, pero que le pujara y le pujara. Que pensara en su hijo. Y ahí se puso, a aplicarse…

En eso llegó su turno en la caja. Pidieron un moka frío y un capuchino. Se sentaron lejos de mí y ya no pude escuchar el final de la historia.

Leo

Anuncios

2 pensamientos en “Para entender la ciencia desde México

  1. anacoreta2.0 dice:

    Interesante saber que soy de los que parecen blandos pero tienen bien puesta la coraza.

  2. Ketriztedeberas que en pleno 2016 nos sigan tachando de blandengues y poco aptos pa’l ruedo, la coraza qué.
    Jajajajaa nocierto, está muy divertido, por qué diantres hace 169 días que no posteas…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: